La primera campaña en la que participé a través de Testamus, fue con Wipp Express.

Muy llamativo el hecho de no tener que andar con medidas para echar a la lavadora y el hecho de que va directamente al tambor.

Estaba ilusionada porque Wipp Express creo que es una muy buena marca que se ha consolidado a lo largo de décadas, así que quedé un poco decepcionada al probarlo.

Supongo que al principio fue culpa mía al poner una pastilla en vez de dos, pero en el siguiente lavado metí dos pastillas y el resultado no me convenció.

Leía los comentarios de las demás participantes y todas estaban encantadas, que la ropa salía super limpia y con un olor a limpio… (¿A qué huele algo limpio? tun tun, tun tun) Será que soy muy especialita, pero yo prefiero el olorcito a talco, a colonia… que dejan otras marcas, jeje.

Así que a mí no me terminó de convencer, con lo que seguiré con mi detergente de siempre, aunque tenga que seguir midiendo la cantidad en un taponcito, esperando, que algún día, todas las marcas vayan en pastillas.

Aunque espero que las hagan un poco mejor, porque no sé cada cuántas veces ocurrirá, pero en otro de los lavados con las pastillas que me enviaron, no se disolvió bien, con lo que el resultado fue el siguiente:

IMG_20130805_130422