Nueva campaña de The Insiders y de nuevo probando con Buitoni, pero esta vez, con los Piccolinis.

Aunque los he visto alguna vez de refilón (ya que en el supermercado donde suelo ir no los venden), no me habían terminado de convencer, por el hecho de pensar que tan pequeñitas, no iba a merecer la pena: estaba equivocada.

El regalo de Buitoni la otra vez, fue una bolsa de tela para hacer la compra. Esta vez nos han enviado un cuaderno que está bastante chulo.

Y junto al cuaderno, estaban los vales de descuento de 3€ para comprar, y vales de 0,50€ para repartir entre la familia, amigos, conocidos…

Para probarlos escogí las especialidades de Salchicha, Carbonara y Caprichosa (jamón y queso).

En cada caja de pizza, vienen 9 Piccolinis, y vienen 3 envases con 3 Piccolinis cada una.

Como no podía ser de otra forma… ¡¡están buenísimos!! La masa se queda crujientita, y es muy cómodo para comer, ya que no hay que andar recortando la pizza. Es una idea perfecta en todas las ocasiones y, sobre todo, si tienes visita, ya que de aperitivo vienen muy bien y sin tener que estar diciendo lo típico: “córtame un trocito”, “dame uno pequeño”. ¡Son todo ventajas!

Repetiré, por supuesto, no he encontrado pizza congelada que esté más buena que Buitoni, y es muy cómodo de preparar y de comer. Lástima que no la vendan en el supermercado donde hago la comida semanal y tenga que desplazarme a otro sitio si quiero comprarlas…