¡Aquí estoy de nuevo! Esta vez ya os puedo contar qué tal el Tapeo Pescanova con los langostinos rebozados después de probarlos en familia ayer.

Seamos sinceros… no tenía muy buenas referencias, he visto demasiados comentarios diciendo que estaban bastante sosos, y que sin ningún tipo de salsa estaban “flojillos”. Así que mis expectativas estaban un poquito por los suelos, y quizás esa sea la razón por la que al final me he llevado una impresión MUY buena.

Como una parte de la comida iba a ser pollo asado, aprovechamos que estaba el horno encendido para meter los palitos de langostinos rebozados y que se hicieran.

Quizás nos pasamos un pelín y se quedaron algunos un poco más secos que otros, pero a nivel general, nos gustaron a todos, y nos los comimos sin necesidad de mojar en ningún sitio. Yo creo que fui la única que cogió mayonesa para mojar uno de ellos, y me gustaron más sin nada.


Al haber comprado 2 cajas porque no había bocados de merluza disponibles cuando fui a comprarlos, pudimos repetir, ya que éramos 8 personas en la comida, y con las 2 cajas, eran 20 unidades, así que pudimos probarlos mejor.

La caja trae 10 unidades de doble langostino cubiertos de copos de maíz. Lo acabé encontrando en Día por un precio de 4’19€ cada caja, es decir, cada brocheta de langostino nos sale por 0’419€. La verdad es que no sé si saldrá caro o barato, pero para una celebración, me ha parecido que está muy bien de sabor y de presentación, ya que cada una cuenta con una brocheta para poder cogerlo fácilmente, mojarlo si quieres en cualquier salsa, y comértelo. También es valor añadido el palito.

No es algo que compraría habitualmente, pero sí que estoy segura (si no me es tan complicadísimo poder encontrarlos, porque igual en Día dejan de venderlos como me dijeron en Carrefour que no los iban a traer más) que en alguna que otra ocasión, me voy a dar el capricho de comprarlos, porque realmente me han gustado mucho.

Y yo sé de uno que el mes que viene cumple años… ¡Es el momento perfecto para repetir!

Por cierto, que se me olvidaba comentaros… no sólo hay estas dos variedades que os he dicho de Tapeo Pescanova, también están los chopirones rebozados al huevo, y las mini burguers crujientes de merluza. ¡Y se me hace la boca agua sólo de pensarlo! Me llaman muchísimo la atención los dos, así que ahora toca que la próxima vez que vaya al supermercado, mirar a ver si están. ¡Los quiero!

Me está dando mucha hambre de tanto hablar de comida… así que voy a ver si hago la comida, que ya es hora… y pensando en la próxima entrada que os voy a hacer, que también es de comida… ¡de dulce!

¡Ahí voy!